Termas, Salud y Relax

La naturaleza domina el paisaje en este lugar. Sin dudas es un sitio singularmente atractivo por su entorno, y por las particulares características de sus aguas.

Termas del Domuyo

La acción volcánica produjo aguas calientes con temperaturas de más de 80°. Géiseres, olletas y fumarolas ofrecen una imagen de particular belleza.

Características de las aguas

En Domuyo se identificaron 18 vertientes y 2 arroyos. La mayoría de estas fuentes son hipertermales, es decir, que llegan a tener temperaturas superiores a los 40° y un máximo de 90°. Sin embargo, las aguas del arroyo Agua Fría y las vertientes de Aguas Calientes, no superan los 30°. Todas famosas por sus propiedades curativas.
Las aguas termales se utilizan para tratamientos de artritis reumatoidea, fibrosistis, alergia, hepatitis e infecciones urinarias.

Las Algas Termales del Domuyo

En muchas surgentes termales del mundo, asociadas al calor de las aguas, se pueden observar algas. En la región del Domuyo se las encuentra en distintos lugares y con variados matices de colores: verde, amarillo, salmonado, pardo y el blanco; pero hay algunas variedades que van hacia el azul, el índigo y aún el negro. El color salmonado se debe a la existencia en ellas del caroteno que es la pro vitamina A; el azul y el índigo se deben al pigmento llamado ficocianina, el que según los geólogos y naturalistas se habría encontrado en la era mesozoica, proviniendo de las algas que fueron las primeras manifestaciones de vida vegetal.
Las algas del Domuyo se desarrollan al pie de los géiseres y en las aguas calientes que constituyen las olletas y también en las rocas que bañan permanentemente los arroyos de aguas calientes. No se observan por debajo de temperaturas de 45º C ni por encima de los 87°.

Efectos curativos del agua y las algas del Domuyo

Desde tiempos muy antiguos y en distintas culturas, las aguas termales fueron utilizadas como medicina y relajamiento del cuerpo y la mente. Su utilización medicinal se da principalmente en tratamientos de diversas formas de artritis y artrosis. El Dr. Gregorio Álvarez, en la década del 60, comenzó a utilizarlas en pacientes con distintas patologías de psoriasis. Sus resultados en todos los casos, con mayores o menores días de tratamiento, fueron muy positivos.
Algunas de las afecciones tratadas fueron: Psoriasis (en distintas formas y locaciones del cuerpo), Impétigo, Vitiligo, Manchas, Neurodermitis, Queratodermias, Disqueratosis, Eritemas, Acné, Pitiriasis, Ictiosis, Estreptodermitis, Erupciones alérgicas, Deshidrosis, Candidiasis, Prurito senil. El éxito del tratamiento va desde unas pocas aplicaciones de algas, hasta varios días de baños y aplicaciones de algas.
Aún sin llegar a sufrir alguna enfermedad, el efecto altamente sedante de los baños es recomendado, con las lógicas precauciones que se deben tomar por la altura y los efectos de subas o bajas de presión corporales.

Cómo llegar

Se llega después de un recorrido de 35 km. aproximadamente desde la localidad de Varvarco por Ruta Provincial Nº 43. Luego de cruzar los arroyos Atreuco, los Tachos o Covunco, Manchana Covunco y Ahilinco. El camino es de montaña, con numerosas curvas, subidas, precipicios y la superficie es de ripio. Transitando con precaución no tendrá problemas.